El Parque Nacional Bako en la Isla de Borneo

El Parque Nacional Bako en Borneo

La selva de Borneo

Desde la ciudad de Kuching, a unos 37 km al noreste, podemos viajar al Parque Nacional Bako, una visita única que el visitante no deberá perderse. Es el primer parque protegido del estado de Sarawak, se crea en el año 1957 por las características únicas de su flora y su fauna.

El Parque Nacional Bako

El parque nacional se compone de acantilados, colinas, cuenta con unas playas de arena fina únicas rodeadas de selva, donde la erosión costera ha producido maravillosas esculturas naturales en las formaciones rocosas.

entrada Parque Nacional Bako

El atractivo principal del Parque Nacional Bako, de unos 27 km cuadrados, lo da la posibilidad de pasear por la selva de Borneo sin sudar demasiado, atravesando puentes de caña o madera mimetizados con el entorno, para luego terminar la caminata en una magnífica playa de arena y rocas erosionadas por el viento donde el turista podrá gozar de un relajante baño en el mar del sur de la China. La temperatura del agua de mar es ideal después de la caminata.

Paseo por el Parque Nacional Bako

Existen 16 senderos para recorrer la extensión del parque, todos claramente señalizados y abarcan desde un paseo de ida y vuelta para los perezosos de una hora, hasta una excursión de siete horas en la que es necesario acampar por la noche. Todo se gestiona en las oficinas centrales del parque, donde se pueden reservar desde simples habitaciones hasta un bungaló con nevera y todas las comodidades.

Cómo llegar al Parque Nacional Bako en Borneo

Podremos arribar desde Kuching al parque en taxi o en autobús, el número 6 nos dejará en Kampung Bako (Bako Village), desde donde se coge una barca hasta el parque que tarda unos 30 minutos, mientras observamos la riqueza de la vegetación de la zona. Sólo se accede por agua a la entrada del parque.

Jabalí barbudo

Los atractivos de Bako National Park

En particular, Bako es famoso por ser el hogar de un gran número de monos “narigudos” (proboscis monkey) o también llamados por los locales “monos nariz de holandés”, haciendo la similitud con los primeros colonizadores de Malasia. En nuestro viaje en barca, o ya dentro del parque, podremos observar a estos animales haciendo de las suyas entre los árboles. Son monos de una excepcional agilidad y sus largas manos y cola le permiten realizar acrobacias en el aire entre un árbol y otro que sorprenderá al turista.

Otro mamífero distintivo es el jabalí barbudo de Borneo, se pasean por el parque en busca de alimentos con total libertad. También son muy comunes en la zona, y se observan con facilidad, los lagartos, algunos de hasta dos metros de longitud, en sus variantes de lagartos voladores, lagarto sanguijuela y, aunque es propio del sur de la isla, no es complicado dar con un lagarto de komodo, típico ejemplar de Borneo llamado también dragón de komodo.

lagarto en Borneo Parque Nacional Bako

Bako contiene casi todos los tipos de vegetación que se encuentra en la región de Sarawak, incluyendo las plantas carnívoras de gran fama por su leyenda. El turista podrá observar estas especies en su hábitat natural. Hay siete tipos distintos de ecosistemas: vegetación de la playa, vegetación de acantilados, bosques Heath (kerangas), manglares, bosques mixtos de dipterocarpáceas, praderas de vegetación (Padang) y el bosque de pantano con turba. Todos ofrecen una flora única y distintiva en esta rica isla de clima tropical.

El parque ofrece todas las características para que el turista disfrute de un día excepcional en la selva, que termina con un baño en playas de arena fina totalmente salvajes. Pocos sitios en el mundo sorprenderán tan gratamente al viajero como el Parque Nacional Bako.

Un consejo, no se lo pierda.

Playas del Parque Nacional Bako Malasia

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*